¿Qué es normal y qué no en las relaciones sexuales? 

Si alguna vez te has preguntado si es normal que ciertas prácticas te exciten, no has sido la primera ni la última persona en hacerlo, de hecho es una pregunta bastante común tanto en hombres como en mujeres alrededor del mundo. Ahora te diremos qué se considera normal y qué no en las relaciones sexuales.

¿Cuáles son las prácticas sexuales que se consideran normales?

En el sexo la normalidad es bastante relativa, pero en general, se puede decir que cualquier práctica sexual que resulte placentera, consensuada y no cause ningún daño físico o emocional, se considera normal.

Ciertamente, existen prácticas menos comunes que otras, pero que sean inusuales, no las hace anormales.

Así que, si sientes deseos de explorar nuevas formas de placer, es totalmente normal.

Existen prácticas como el BDSM, el Bondage, el uso de vibradores, dildos, lencería sexy, entre otras que aunque no son tan comunes, cada vez son más los hombres y mujeres que se atreven a disfrutarlas.

¿Cuándo se considera que una práctica sexual es un problema o trastorno?

Cuando el deseo sexual incluye prácticas no consensuadas, que causan sufrimiento, humillación o cualquier daño físico o emocional, sexo con niños, animales, cadáveres, o en general, cualquier fantasía que produzca exitación sexual en contextos angustiosos o incapacitantes, se considera un trastorno parafílico.

Una cosa son las fantasías sexuales sanas y los fetiches y otras muy distintas los trastornos parafílicos.

Estos últimos se consideran patologías clínicas que deben y pueden ser tratadas por especialistas.

¿Cómo disfrutar de prácticas normales que pueden considerarse inusuales?

En el sexo todo vale, siempre y cuando haya consenso y no te cause ningún tipo de malestar físico o emocional ni a ti ni a ninguna otra persona.

Así que es totalmente normal explorar nuevas prácticas sexuales, como el BDSM, el Bondage o cualquier otra que te resulte excitante, utilizar vibradores, dildos y otros juguetes sexuales o cumplir tus fantasías.

Con respeto, creatividad, consenso y mente abierta es posible explorar todas las posibilidades que el sexo te ofrece para sentir placer.

Algunas recomendaciones

A continuación te compartimos algunas recomendaciones para que puedas ampliar tus posibilidades para alcanzar el placer sexual, en solitario o en pareja.

Consenso y seguridad

Asegúrate de que la práctica que vayas a realizar no te cause ningún daño físico ni emocional, ni a ti ni a tu pareja.

Esto es importantísimo, al igual que garantizar que exista consenso explícito.

Buena comunicación

Comunícale a tu pareja tus deseos y fantasías, entendiendo que es normal que quizás no le resulte tan placentera la idea como a ti. En ese caso no debes forzar ninguna práctica.

Hacer una lista

Para disfrutar en pareja de nuevas experiencias, cada uno puede hacer una lista y luego compararlas.

El solo hecho de imaginarlas y compartirlas, seguramente encenderá la llama de la pasión.

Expectativas reales

Para disfrutar del sexo es importante deshacerse de falsas creencias y expectativivas irreales en torno al sexo.

En este sentido, debes saber que no es necesario realizar todo lo que se ve en las peliculas para adultos.

Tampoco lo que otras personas consideran que debe hacerse para tener sexo de manera normal, los gustos y deseos son personales.

¡Descubre qué es lo que realmente te gusta a tí!

Carrito de compra
Scroll al inicio

¿Aún no eres usuario registrado?

Registrate y disfruta de todas las ofertas que tenemos para ti

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de usuario

×