Lo que debes saber acerca del deseo sexual

El deseo sexual es, sin duda, una de las emociones más comunes e importantes en la vida de la mayoría de hombres y mujeres alrededor del mundo.  A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre ello.

¿Qué es el deseo sexual?

Es una emoción natural que impulsa a relacionarse íntimamente a través del contacto físico de tipo sexual. Generalmente, lleva a la masturbación masculina o femenina o a tener relaciones sexuales.

Es una emoción que se produce en respuesta a estímulos sexuales y depende de factores hormonales, nerviosos, psicológicos y culturales.

¿Es lo mismo que la libido?

Libido, es el término utilizado en el mundo de la medicina y el psicoanálisis para referirse al deseo o apetito sexual.

Algo interesante acerca del término libido, es que la mayoría piensa que es una palabra esdrújula, pero en realidad, según la Real Academia Española, es una palabra grave.

¿Cómo se produce este deseo?

Se produce como respuesta a estímulos sexuales. Podría decirse, que es una respuesta fisiológica y psicológica a la atracción sexual.

El deseo sexual, como respuesta, se produce en el hipotálamo, donde la dopamina juega un papel importantísimo. De igual forma, los estrógenos, la progesterona y la testosterona son fundamentales para sentir deseo.

¿Qué factores pueden afectarlo?

Puede verse afectado por distintos factores, que pueden ser biológicos, psicológicos o culturales.

Ciertas enfermedades, depresión, ansiedad y algunos tratamientos, como los del cáncer o los antidepresivos, por ejemplo, pueden reducir los niveles de testosterona afectando el deseo sexual.

¿Cómo saber si lo que sientes es deseo sexual?

Cuando el deseo sexual aparece, el cuerpo cambia. La presión arterial y la frecuencia cardíaca aumentan, la mirada se transforma en una mirada intensa y deseante, los pezones en hombres y mujeres se erectan y la piel se torna más sensible.

En los genitales también ocurren cambios inmediatos. La vagina aumenta su tamaño, se tensa y aumenta su lubricación, mientras que el pene se erecta, los testículos suben y aparece el líquido preseminal.

¿Es normal no sentir ningún tipo de deseo?

No tener deseo sexual o tener muy poco, se considera una disfunción que puede ser causada por una variedad de factores biológicos y psicológicos,  pero que puede ser tratada por un especialista.

Algunos tips para aumentar el deseo sexual y el placer en pareja

A continuación, te contamos algunos tips que te ayudarán a aumentar y a mantener tu deseo sexual.

  • Mantener una alimentación saludable, incluyendo alimentos ricos en tirosina como chocolate, arándanos, sandía, almendras, aguacate, plátanos o té verde.
  • Aumentar la creatividad en las formas de estimulación, tanto en solitario, como en pareja.
  • Probar distintos juguetes sexuales.
  • Usar lencería sexy y atreverse a explorar otras formas de placer como el BDSM, el bondage o cualquier otra práctica que te resulte especialmente estimulante.
  • Realizar ejercicios de forma regular para mantener el correcto funcionamiento del cuerpo.
  • Realizar actividades que mantengan en equilibrio los niveles de dopamina y serotonina.

Ahora que sabes qué es el deseo sexual, cómo se produce, qué factores le afectan y cómo mantenerlo, solo te queda disfrutarlo.

Carrito de compra
Scroll al inicio

¿Aún no eres usuario registrado?

Registrate y disfruta de todas las ofertas que tenemos para ti

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de usuario

×