Mitos y realidades sobre la masturbación

Quien diga que no le gusta masturbarse está mintiendo. Es completamente placentero darnos placer a nosotros mismos y experimentar con nuestro cuerpo. Básicamente, es una manera saludable de saber qué nos gusta y qué no, pero ¿Cuáles son los mitos y realidades sobre la masturbación? ¿Qué es real y qué es falso sobre esta práctica tan común?

En esta ocasión queremos aclarar algunos mitos y verdades sobre la masturbación. Seguramente al terminar la lectura querrás darte un poco de cariño.

La masturbación tiene efectos secundarios muy graves

Ceguera, encogimiento del pene, curvatura, infertilidad en hombres y mujeres, y hasta enfermedades mentales. Esto y mucho más son parte de las creencias de algunas personas sobre la masturbación. Lo cierto es que se trata de un mito porque nadie ha comprobado ni experimentando estos efectos secundarios después de autocomplacerse.

Daños graves en la piel

No, no y no. Masturbarse no daña la piel. Al contrario, tiene efectos muy positivos porque los vasos sanguíneos se dilatan tras la relajación, aumenta la presión de la sangre y mejora la oxigenación. Aunado a la liberación de oxitocina y endorfinas, los resultados son una piel mucho más fresca y rozagante.

Masturbarse es adictivo

Algunos expertos aseguran que sí, masturbarse puede generar más ganas de seguir haciéndolo. Sin embargo, muchos consideran que no resulta nada malo si se practica como una rutina saludable, tal como si se tratase de un deporte.

Ahora bien, el error es convertirlo en una actividad que interrumpe tu rutina y de la que no puedes escapar ni un segundo. Es propósito es conseguir un punto medio, y sí es posible. Entonces, la respuesta es que no es adictivo porque todo depende de cada quien.

El orgasmo tras la masturbación se disfruta más y es mucho mejor

En realidad, no se trata de si son mejor o peor, sino de una sensación diferente porque la práctica es distinta a la penetración. Masturbarse provee un momento de intimidad con uno mismo o en compañía de nuestra pareja, así es más sencillo llegar a la excitación y estimular cada parte del cuerpo. El resultado será orgasmos muy buenos e intensos.

Provee relajación

Totalmente cierto. La masturbación mejora el estado de ánimo y relaja el cuerpo por completo. Incluso, funciona como un ansiolítico o un antidepresivo, ¡Así de increíble es! Tener un momento satisfactorio hará que el cerebro libere serotonina y oxitocina para ayudarnos a sentir felicidad en su máximo esplendor.

Reduce infecciones

Aunque no hay evidencia científica, la masturbación femenina ayuda a que las paredes vaginales muevan y expulsen fluidos y mucosidades. Fomentando un ambiente libre de bacterias.

Entonces, ¿Masturbarse o no masturbarse?

Los expertos promueven la masturbación como una práctica saludable. Tal como fue mencionado, se puede considerar una práctica física y mental para sentirnos mejor y lucir mejor.

Hazlo cada vez que te provoque darte cariño y amor. No tiene nada de malo. Olvídate de los tabúes y comienza a conocerte a ti mismo, olvídate de los pensamientos ajenos. Disfrútate y disfruta de tu pareja porque la masturbación en compañía es mucho más placentera.

Carrito de compra
Scroll al inicio

¿Aún no eres usuario registrado?

Registrate y disfruta de todas las ofertas que tenemos para ti

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de usuario

×