Todo sobre las expectativas sexuales de hoy en día

El sexo y todo lo que lo rodea, es un tema importante en la vida de la mayoría de los hombres y mujeres alrededor del mundo y son muchas las expectativas sexuales que se construyen en torno a ello.

Tanto tú como nosotros, tenemos expectativas sexuales, pero ¿sabes que las ha influenciado y qué tan beneficioso resulta tenerlas? A continuación te contamos un poco más sobre las expectativas sexuales de nuestro tiempo.

¿Qué son las expectativas sexuales?

Son un conjunto de ideas o creencias en torno a cómo debe ser el sexo, que se van construyendo según la historia personal y las influencias del entorno.

Son personales, sin embargo, están muy influenciadas por aspectos culturales, es por ello que también varían según el momento histórico y la cultura.

Las principales referencias sexuales de hoy en día

Una de las principales referencias sexuales de nuestro tiempo es la pornografía, en la que la atención se centra en los genitales, posiciones ficticias y escenas en las que poco se muestra el disfrute de los juegos eróticos y la estimulación progresiva.

Este tipo de referencias, al ser ficticias, son una fuente inagotable de expectativas poco realistas.

Otra referencia común es la experiencia de amigos, que no solo suele estar muy alejada de la experiencia personal, sino que algunas veces pueden ser exageradas, justamente para cumplir con las expectativas sociales construidas en torno al sexo, al igual que las referencias que comúnmente se encuentran en las redes sociales.

¿Es bueno o malo tener altas expectativas sexuales?

En líneas generales, podemos diferenciar dos tipos de expectativas en torno al sexo, expectativas reales y expectativas irreales. No existe nada malo en tener expectativas sexuales, siempre y cuando sean realistas. Fijarse expectativas sexuales irreales puede ocasionar sentimientos de frustración, baja autoestima e insatisfacción sexual que afectan la vida personal y de pareja.

Algunas expectativas poco realistas, pero muy comunes

Son muchas las falsas expectativas que se han instaurado en el imaginario, pero sin duda una de las más comunes es pensar que siempre el sexo termina con un orgasmo explosivo, eyaculaciones abundantes, squirt femenino y orgasmos simultáneos en pareja. Disfrutar del sexo, es disfrutar de cada sensación que se produce en el cuerpo y la mente.

¿Qué esperar del sexo?

A la hora de realizar cualquier práctica sexual, en solitario o en compañía, lo que debes esperar es sentir deseo, confianza, seguridad y placer, entendiendo que cada persona tiene sus propios ritmos, gustos, deseos y fantasías y generalmente, son muy distintos de los estándares inculcados por la industria del cine para adultos y las redes sociales.

¿Cómo evitar la frustración causada por expectativas irreales?

Un elemento clave para establecer expectativas realistas, es la autoexploración a través de la masturbación masculina y femenina.

De esta forma es posible conocer las distintas reacciones y sensaciones de nuestro cuerpo.

Otra recomendación es evitar las comparaciones, porque cada experiencia sexual es única y personal y además, atreverse a explorar distintas alternativas con la mente abierta.

Así podrás descubrir mundos que pueden resultar muy excitantes, como el BDSM, el Bondage, el mundo de los juguetes sexuales y más.

Carrito de compra
Scroll al inicio

¿Aún no eres usuario registrado?

Registrate y disfruta de todas las ofertas que tenemos para ti

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de usuario

×