El excitante arte del Shibari 

Podemos entender más fácilmente la diferencia entre el Bondage y el arte del Shibari con un ejemplo basado en la literatura erótica, ¿recuerdan la saga de 50 sombras de Grey?

En ella se puede decir que aplican una práctica sexual basada en el Bondage, ya que se causa tanto dolor como placer con un fin enteramente sexual.

Por otra parte, el Shibari sigue ciertos estándares estéticos y técnicos en busca del placer y la liberación al punto de que en cierta forma se parece a una técnica de acupuntura.

Su intención es concentrar la energía sexual en ciertos lugares, específicamente en las zonas erógenas.

Muchos creen en esta técnica como algo que logra en su medida conectar con un plano espiritual.

Las cuerdas con sus roces, son la guía que trazan el camino por el cuerpo en busca de sensaciones que de cierto modo logran ir más allá de lo sexual.

Entre el atado y el atador debe existir una conexión que fluya así como la cuerda y sus roces.

Además, debe existir un tipo de comunicación donde el cuerpo debe ser el principal emisor y es por eso que el Shibari se entiende como arte.

Shibari; arte, moda, fotografía, sexualidad, tendencia

Esta práctica japonesa ha podido abarcar casi todas las áreas del arte, desde el diseño de moda, fotografías, hasta su uso por cantantes como Lady Gaga.

El shibari  ha estado presente en películas, pinturas, y en otros planos artísticos a nivel mundial.

Dentro de esta práctica sexual llena de mucho arte y erotismo, se realizan performances artísticos. 

Esta práctica permite sumergirse en la experiencia teatral, que propone un diálogo entre la culpa y el amor en nuestros tiempos, a partir de la práctica erótica del Bondage y el Shibari.

Ha tenido una gran influencia en muchas generaciones, ya que realmente es un arte que ha abarcado un gran espacio.

Por eso en la actualidad se dice que el Shibari está en constante evolución y a medida que va pasando el tiempo se tendrá mucho más para contar.

¿Qué debemos saber antes de iniciarnos en el Shibari?

Es fundamental saber que esta práctica es totalmente consensuada por ambas partes y se requiere de mucha precaución al momento de ser llevada a cabo.

Debe existir mucha comunicación y conexión entre ambas partes y deben ponerse sobre la mesa ciertas condiciones ya que es una práctica riesgosa.

Esto implica compromiso para poder desarrollar ciertas habilidades, técnicas y actitudes, todo esto se aprende con la práctica.

¡Anímate a intentarlo con tu pareja y conocerás otro nivel en el mundo del placer!

Detrás del Shibari hay toda una historia y una cultura en la que vale la pena adentrarse.

Las ataduras se deben realizar con cuerdas que tengan entre 7 y 8 metros aproximados. Estas deben ser suaves, de algodón, de fibra natural para no lastimar a la persona atada.

Hay que investigar acerca de los diferentes tipos de ataduras que existen para la práctica.

Entre ellos se puede mencionar el Ushiro, el Kikkou, el Hishi, Matanawa, Ebi, Tazuki, el Teppou, y el Gote Gasshou.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

¿Aún no eres usuario registrado?

Registrate y disfruta de todas las ofertas que tenemos para ti

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de usuario

¡No tienes productos en el carrito!
0
×