Ansiedad sexual

La ansiedad sexual se produce en algunas personas cuando van a tener un encuentro sexual. Esta situación les produce estrés, y les hace sentir nerviosas e incómodas.

Aunque no es un tema que se trate con frecuencia, son muchas las personas que lamentablemente padecen ansiedad sexual y ni siquiera lo saben. Esto hace que se cohíban durante el acto sexual, o incluso eviten tener encuentros sexuales.

Es por esa razón que ahora explicaremos los aspectos más relevantes sobre este tema.

¿Existe la ansiedad sexual?

La ansiedad es un mecanismo que usa nuestro cerebro para intentar mantenernos alerta ante una situación de peligro. Esta suele causar incomodidad y presentarse en momentos que la persona que la padece puede considerar inoportunos.

Uno de estos momentos, es justo cuando van a iniciar las relaciones sexuales o durante las mismas. 

Aunque pueda parecer extraño para algunos, a muchas personas les pasa que aunque amen mucho a su pareja, o deseen mucho tener relaciones sexuales con alguien, se paralicen o sientan diversos síntomas desagradables al momento del encuentro sexual.

¿Cuáles son las principales causas de la ansiedad sexual?

La misma suele presentarse cuando alguna de las personas involucradas siente miedo a no cumplir ciertas expectativas exageradas que tiene ella misma. 

También pueden ser expectativas que sabe o supone que tiene la otra persona o personas que participarán en dicho acto sexual.

Además, puede ocurrir que exista presión por parte de la pareja, tanto en la participación de la relación sexual, como de diversas prácticas vinculadas con esta y con las cuales la persona que padece ansiedad sexual, no está de acuerdo.

¿Cuáles son los síntomas que presentan las personas que padecen ansiedad sexual?

Aunque muchas personas que sufren de ansiedad sexual pueden presentar diferentes síntomas, la mayoría de los que mencionaremos a continuación, son comunes en todas:

  • Respiración torácica.
  • Sensación de falta de aire.
  • Incomodidad.
  • Respiración acelerada.
  • Sudoración excesiva.
  • Adormecimiento de la boca u otras áreas del cuerpo.
  • Temblores.
  • Nerviosismo.
  • Taquicardia.
  • Mareos.
  • Sequedad de boca.
  • Miedo.
  • Necesidad de evasión.
  • Ganas de salir corriendo, entre otros síntomas.

Recomendaciones que deben seguir las personas que padecen de ansiedad sexual

Como ya hemos comentado previamente, la ansiedad sexual es una situación muy desagradable para quien la padece, que no le permite disfrutar a plenitud de su sexualidad. 

Sin embargo, esta situación no solo afecta a quien la padece, sino también a su pareja, ya que la persona ansiosa suele poner barreras y no deja que la actividad sexual fluya con naturalidad.

Uno de los principales consejos es liberarse de prejuicios y complejos, no crearse falsas expectativas, sino disfrutar a plenitud de cada momento, de cada gesto, de cada caricia.

Otro aspecto fundamental radica en la seguridad y la comodidad. Las personas que sufren de ansiedad sexual necesitan sentir confianza y deseo por su pareja, y que lo que hagan durante el acto sexual, sea previamente conversado y consensuado.

También es necesario evitar comentarios negativos relacionados con la relación sexual, relajarse e incluso poner en práctica algunas técnicas de respiración. 

Además, es importante que la persona sea consciente de que tiene este problema, y que analice por qué sucede y de ser necesario, busque la atención de un especialista que le ayude de forma profesional

Carrito de compra
Scroll al inicio

¿Aún no eres usuario registrado?

Registrate y disfruta de todas las ofertas que tenemos para ti

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de usuario

×