Enfermedades de transmisión sexual más frecuentes

Aprender sobre las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes es una medida efectiva para saber cómo protegerte y evitarlas. Tener una vida sexual activa no es un problema, realmente, es una de las mejores experiencias en la vida de la mayoría de los adultos.

Sin embargo, el cambiar constantemente de compañero sexual aumenta considerablemente los riesgos de contraer alguna ETS. Más allá de prevenir un embarazo no deseado, deberías comenzar a evaluar las mejores medidas para evitar las enfermedades más comunes adquiridas a través del sexo.

Te contamos cuáles son las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes

Sífilis, sida y gonorrea, son solo algunas de las más comunes en el mundo, las cifras son cada día más altas a pesar de la información difundida y los diferentes métodos de protección disponibles.

El sida, una de las más frecuentes

El VIH o Sida, es un virus que destruye las células de tu sistema inmunitario, de esa forma, comienza a provocar un deterioro progresivo de tus defensas. Es una enfermedad que puede no tener síntomas durante los primeros 10 años, en esa etapa, ya estará bastante avanzado.

Al no aplicar el tratamiento adecuado, tu vida estará en riesgo porque no tienes defensas en tu organismo para combatir otras enfermedades. Ahora bien, la transmisión puede darse por el contacto con sangre de un infectado, la leche materna, el semen o las secreciones vaginales.

Es decir, puedes contagiarte sin tener relaciones sexuales, si en una herida cae sangre de un paciente contagiado o te inyectas con una jeringa que ha sido usada antes. Sin embargo, a través de abrazos, besos, apretones de mano o compartir alimentos, no hay riesgos de contagio.

Las clamidias

La infección afecta tanto a hombres como mujeres, es parte de las más comunes en el mundo y puede causar daños permanentes en el aparato reproductor de la mujer, si no es tratada a tiempo, podría causar infertilidad. También es la responsable, en muchos casos, de los embarazos ectópicos.

Cuando es tratada a tiempo y con los medicamentos indicados, puedes curarla frenando la infección. Aunque necesitarás protegerte mucho más desde ese momento porque será más fácil contraerla nuevamente. Además, los medicamentos para las clamidias no puedes compartirlos con nadie más.

Virus de papiloma humano o VPH

Es fácil de reconocer porque comienzan a salir verrugas en la zona infectada, no genera grandes problemas en la salud, pero algunos tipos de VPH pueden provocar cáncer en el cuello uterino. No te alertes, para esta enfermedad existe una vacuna que ayudará a prevenirla.

Resulta una de las ETS más contagiosa, puede afectar la garganta, la boca y las zonas genitales, no es necesario que exista una penetración para contraerla. Tan solo con el contacto directo con los genitales infectados, juguetes sexuales o durante el sexo oral.

La gonorrea

Se produce por la bacteria Neisseria Gonorrhoeae y es fácil de tratar cuando se descubre a tiempo, en algunos pacientes, puede ocasionar complicaciones permanentes. Cuando no es atendida a tiempo, puede provocar la enfermedad pélvica inflamatoria, infertilidad o embarazos ectópicos en las mujeres.

En el caso de los hombres, pueden complicarse con epididimitis, una inflación generada en el tubo encargado de transportarlos espermatozoides, igualmente, puede provocar infertilidad.

Carrito de compra
Scroll al inicio

¿Aún no eres usuario registrado?

Registrate y disfruta de todas las ofertas que tenemos para ti

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de usuario

×