Copa menstrual: qué es y cómo se usa

La menstruación es un proceso natural que ocurre en todas las mujeres en edad fértil, frecuentemente entre los 12 y hasta los 45 años. Lamentablemente, para la mayoría de las mujeres resulta incómodo, ya que además de sentir malestares físicos y alteraciones hormonales que trastocan sus emociones, tener que usar toallas sanitarias o tampones suele resultar incómodo. Ante esta situación, desde hace algunos años se ha presentado una gran alternativa conocida como la copa menstrual, de la cual explicaremos su uso y beneficios a continuación.

¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual, como su nombre lo indica, es una especie de recipiente con forma de copa que se usa para recolectar el flujo menstrual. Esta es fabricada en un material suave, flexible y resistente como látex o silicona y se introduce dentro de la vagina.

Las copas menstruales son pequeños recipientes que se insertan en la vagina para recolectar la sangre menstrual. A diferencia de los tampones y las toallas sanitarias, que se desechan después de su uso, las copas menstruales se pueden reutilizar durante varios años, lo que las hace más económicas y ecológicas.

¿Cómo se usan las copas menstruales?

Las copas menstruales se pliegan y se insertan en la vagina, donde se abren y se adhieren a las paredes vaginales. Allí, recolectan la sangre menstrual, que se puede vaciar varias veces al día. Después de cada uso, la copa menstrual se debe limpiar con agua y jabón suave antes de volver a insertarla.

Tipos de copas menstruales

Actualmente existen muchas empresas que venden diversas marcas de copas vaginales o menstruales, y aunque la mayoría ofrece dos tallas S, que es la más pequeña y L, que es la más larga, otras empresas ofrecen una mayor variedad de tamaños.

En cuanto a los modelos, puede variar el tirador para sacarlas, el cual puede ser un aro, una bolita o un palito, mientras que el material puede ser plástico quirúrgico, látex o silicona.

Beneficios de la copa menstrual

Las copas menstruales tienen muchas ventajas sobre los tampones y las toallas sanitarias. Algunas de estas ventajas incluyen:

  • Las copas menstruales se caracterizan por ser ecológicas y reutilizables, además de ser muy cómodas, pero ahora veremos a detalle en qué consisten cada uno de sus beneficios.
  • Las copas menstruales son muy fáciles de utilizar, por eso, cualquier mujer sin ninguna experiencia usando tampones puede ponérsela.
  • además, están disponibles en diferentes tallas, para que cualquier mujer de cualquier edad pueda utilizarlas sin importar si nunca ha tenido relaciones sexuales o si por el contrario ya ha tenido uno o varios partos.
  • Son ecológicas, así que su uso contribuye a la preservación del ambiente ya que evitarás comprar, usar y desechar una enorme cantidad de toallas sanitarias o tampones.
  • Son reutilizables durante muchos años. Luego de comprar una, podrás lavarla y seguir usándola mensualmente durante varios años.
  • Son muy económicas. Esto se debe a que te ahorrarás una gran cantidad de dinero porque tendrás que hacer una única inversión al comprarla y luego de que transcurran varios años, al renovarlas.
  • Son muy cómodas de utilizar, ni te darás cuenta de que las llevas puesta y por eso podrás realizar tus actividades habituales sin inconvenientes.
  • Están fabricadas en material resistente pero suave, y su diseño permite que pueda retener más cantidad de sangre durante mucho tiempo, así que no necesitarás cambiarte a cada instante.

Desventajas de las copas menstruales

Aunque las copas menstruales tienen muchas ventajas, también tienen algunas desventajas. Algunas de estas desventajas incluyen:

  • Requieren un poco de práctica para insertar y retirar correctamente.
  • Pueden causar molestias o irritación si no se ajustan correctamente.
  • No son adecuadas para todas las mujeres, especialmente para aquellas que tienen prolapso uterino o problemas de incontinencia.

¿Cómo escoger la copa menstrual correcta?

Para elegir una copa menstrual, debes considerar varios factores, como la talla, el material y la capacidad. La talla debe elegirse en función de la edad, la anatomía y el flujo menstrual de cada mujer. El material debe elegirse en función de la sensibilidad vaginal de cada mujer. La capacidad debe elegirse en función del flujo menstrual de cada mujer.

Las mujeres que nunca han usado una copa menstrual se suelen preocupar porque sienten que pueden elegir una copa incorrecta. Equivocarse en este caso es algo difícil, ya que se debe tener en cuenta el tamaño, modelo y material de fabricación.

Todas son hipoalergénicas pero algunas son más suaves. Con respecto al tamaño, las más pequeñas deben ser usadas por mujeres vírgenes, menores de 30 años y que no hayan tenido hijos a través de parto natural.

Las tallas más grandes se recomiendan para mujeres mayores de 30 años con uno o varios partos naturales.

Las copas menstruales son una alternativa saludable y económica a los tampones y las toallas sanitarias desechables. Están hechas de silicona médica o látex, lo que las hace seguras y fáciles de usar. En este artículo, te contaremos todo lo que debes saber sobre las copas menstruales. 

Conclusión

Las copas menstruales son una alternativa saludable y económica a los tampones y las toallas sanitarias desechables. Son fáciles de usar, cómodas y seguras. Sin embargo, también tienen algunas desventajas y no son adecuadas para todas las mujeres. Si estás interesada en usar una copa menstrual, asegúrate de elegir una que se adapte a tus necesidades y preferencias.

sex shop barcelona

Carrito de compra
Scroll al inicio

¿Aún no eres usuario registrado?

Registrate y disfruta de todas las ofertas que tenemos para ti

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de usuario

×